El ascensor y su historia

96 333 64 99
El ascensor y su historia

Como profesionales en poleas y correas de ascensores en Valencia, en esta nueva entrada hablaremos del origen del ascensor, aparato mecánico al que siempre le hace falta una polea para funcionar. Y la historia comienza así...

Hay fuentes que indican que Arquímedes pudo ser la persona que construyera el primer elevador en el año 236 a.c. Hacia el año 1000, en la España islámica se hace uso de un ascensor como dispositivo de elevación, con el objetivo de subir un gran peso para golpear y destruir muros de piedra. Ya bastante más adelante, en el siglo XVII, se pueden observar prototipos de ascensores en algunos edificios palaciegos ingleses y franceses.

En 1851 Waterman inventó el primer prototipo de montacargas: se trataba de una sencilla plataforma unida a un cable para la subida y bajada de mercancías y personas. A medida que se fueron construyendo edificios más altos, como los que hoy en día cuentan con las poleas  y correas de nuestra empresa en Valencia en sus ascensores, la gente solicitaba una alternativa a las escaleras. Los grandes almacenes comenzaron a prosperar, y surgió la necesidad de este aparato tan útil. Pocos años más tarde el montacargas inspiró al estadounidense Elisha G. Otis para inventar un elevador que permitiera amortiguar la caída del mismo en caso de que se rompiera el cable de sustento, siendo el primer sistema de seguridad para elevadores de pasajeros. 

El 30 de agosto de 1957 es la fecha que nos acerca más al ascensor de hoy en día, ascensor al que en Val-Bearing proveemos gracias a nuestras piezas y repuestos de calidad, pues llegan las puertas automáticas.

haz clic para copiar mailmail copiado